6

Ferrari: Del cielo al infierno

Es cierto que en Fórmula 1 las cosas cambian, puedes estar en lo más alto y en un mínimo descuido puedes estar atrás y viceversa. Son los casos de Ferrari y Brawn. Uno ascendió a la gloria y el otro descendió a los infiernos.

Si echamos la vista atrás hasta principios de década podíamos ver a una Ferrari competitiva, superior a todos sus rivales que volvía al lugar que le correspondía tras años y años luchando por recuperar la hegemonía en el mundial. Y lo consiguieron gracias a hombres como Jean Todt, Ross Brawn, Rory Byrne, Paolo Martinelli, Gilles Simon, Nigel Stpeney y Michael Schumacher. Recuerdo que la revista F1 Racing lo había denominado como la Ferrari International, dejando atrás el pasado italiano de la Scuderia. En esa época el equipo era un conjunto temible, apenas se cometían errores y había lo que en los últimos años apenas ha habido, por no decir que no la hay, capacidad de liderazgo. Todo giraba en torno a Michael Schumacher, quien consiguió rodearse de los mejores en Ferrari. Pero toda etapa tiene su fin.

El fin de la Ferrari International empezó a producirse en 2006 cuando Michael Schumacher puso fin a su exitosa carrera en la F1, lo que provocó la marcha de Brawn ese mismo año para tomarse un año sabático. Previamente Rory Byrne ya estaba teniendo menos protagonismo en el diseño de los monoplazas dejando paso a Aldo Costa. Otro que se marchaba era el ingeniero jefe de motores Paolo Martinelli dejando su puesto a su segundo Gilles Simon, además de relegar de sus funciones al mago de la fiabilidad y causante del mayor caso de espionaje de la historia, Nigel Stpeney. Gran parte del equipo dorado de Ferrari había dejado el equipo. En ese momento los italianos empezaban a ganar protagonismo con Stefano Domenicalli a la cabeza y seguido por Luca Baldisserri. Jean Todt seguía al frente del equipo.

En 2008, Ferrari ya estaba comandada por los italianos, pero parecía que no eran los que mandaban. En más de alguna carrera se producieron hechos, por decirlo de alguna manera, curiosos, y siempre ocurrían cuando aparecía Jean Todt y Michael Schumacher en escena. Ahí llegaban los errores, como la no colocación de los neumáticos de Kimi en Mónaco, o más de un error en la estrategia.

Este año están llegando hasta el fondo, y lo peor de todo es que puedan seguir llegando más y más hasta el fondo. En pretemporada el Ferrari era competitivo y presentaba un gran ritmo de carrera pero con sus característicos problemas de calentamiento de neumáticos. Partía como uno de los favoritos. Tras las primeras carreras, el F60 no ha logrado colocarse en buenas posiciones de parrilla, el equipo ha cometido errores estratégicos, alguno muy grave para ser Ferrari, y lo que es peor, todavía no se ha estrenado en el mundial.

¿Culpable(s)? Las miradas se centraron en Schumacher tras sus decisones en el GP de Malaysia, luego cayeron sobre Baldisserri al que relegaron de su puesto en el pitwall. Los pilotos también están en el punto de mira, y el que más palos se lleva es Kimi. Se comenta que en Ferrari no aguantan más su pasotismo y sólo hay que ver la escenita del helado. Y Massa hace todo lo que puede, igual no es el piloto más capacitado, pero se ve que por lo menos se entrega y da lo mejor de sí, aunque la suerte no le esté acompañando en el arranque del mundial.

El principal problema que veo en Ferrari es la falta de liderazgo, no hay nadie que lleve la voz cantante y ante un problema parece que no saben como enfrentarse a él. Parece que vuelven las épocas oscuras a Maranello. Si alguien ve a algún empleado de Ferrari parando de trabajar a las 12 del mediodía para tomarse un bocadillo, que no se asombre, significará que Ferrari ha vuelto a los años 80, y lo que eso conlleva.

6 comentarios, ¡anímate a comentar!

silvo dijo...

No tienen un piloto grande, como siempre han tenido y se ha ido Jean,saludos


McKormick dijo...

Ferrari va camino de volver a ser el mediocre equipo que fue en los 80 y 90.. una lástima, pero la ética que tenían en la época de Michael se ha ido al garete. Es increible que consientan y defiendan la actitud de Kimi en algunas ocasiones, especialmente en el tema helado.

Un saludo.


Mai dijo...

La verdad es que se están cargando su imagen de equipo infalible en muy poco tiempo.
Saludos!!!


MAND dijo...

Yo creo que el problema de Ferrari es el mismo que el de todo el mundo. Tres equipos han mejorado con el difusor, y otros dos (Red Bull y Renault) se han situado delante con la descongelación de sus motores. Con ésto, Ferrari baja de la primera o segunda plaza a la sexta o séptima, es normal. El problema viene ahora, pues no van a mejorar tan rápido como se esperaba, y eso les puede salir caro. Yo desde luego no veo nada anómalo más allá dela guerra de los difusores y creo que es muy pronto para juzgar una actuación.
Saludos.


J. ARCE dijo...

Me molestaría que volviesen a la mediocridad de los 80, pero a las victorias con Schumy les faltaba alma. Ahora el equipo parece tener alma y no rumbo. ¿Cuándo se juntarán las dos?



Publicar un comentario