13

Punto y final

Me temo que así es, me tocaba renegociar los derechos para seguir un año más pero el cabrón a la par que avaricioso de Bernie se negaba en rotundo a hacerlo a la baja y me veo obligado a poner el punto y final a esta aventura iniciada allá por octubre de 2008.
Ahora en serio, llevaba un tiempo, varios meses, meditando sobre la continuidad del blog y varios factores, como la monotonía a la hora de sentarme delante del ordenador y empezar a enlazar palabras, el repetir siempre los mismos patrones para cada gran premio, previa más resumen de la carrera y no hablar de otros aspectos o reflexiones varias, el escribir, en un buen número de ocasiones, más por obligación que por otro motivo, hacer los mismos comentarios con la denominación de los neumáticos porque el speaker que tenemos por rostro de la F1 en este país no es capaz  de ir más allá de duros y blandos, el hecho de que muchos de las entradas publicadas a lo largo del año no me convenciesen del todo, que me saltase las últimas carreras y no escribiese por falta de logística o llevar demasiado tiempo al pie del cañón, han influido en la decisión de poner el punto y final al blog.

Pero esto no significa que el blog desaparezca, todo lo contrario, seguirá presente porque deshacerse de la noche a la mañana de algo en lo que se lleva demasiado trabajando, sobre todo, por amor al arte y también a contracorriente de lo que dice nuestra tan (poco) fiable prensa (nada) especializada no resulta fácil. Te das cuenta de que ha ido creciendo y evolucionando con el tiempo, a mejor o a peor, realmente no lo sé y yo no soy quién para decirlo. A pesar de lo bueno o malo que sea, creo que merece seguir teniendo un hueco en la red, aunque poco a poco las arañas vayan colonizando el blog a la par que tejen sus telas en las paredes del mismo.

Estos cinco años me han valido para ir descubriendo y conocer detalles sobre la Fórmula 1 actual, nuevos conceptos sobre técnica a nivel muy muy básico, sin llegar a convertirme en un experto, ver de lo que son capaces los ingenieros a pesar de las trabas reglamentarias a las que se enfrentan cada año y como son capaces de burlarlas, logrando ir un paso o dos por delante de la FIA. Pero no sólo de técnica he ido aprendiendo, también hay una buena dosis de historia de la competición, bien sea gracias a los artículos escritos por otros bloggeros, o bien por documentales como '1' (documental centrado en las primeras décadas de la competición y que os recomiendo ver) o 'Senna', o la película 'Rush' basada en la temporada 1976. Una vez vistos, mi orden de preferencia, por gustos, es: '1', 'Rush' y 'Senna'. 

Como no, sería absurdo dejar de lado el proceso evolutivo por el que la FIA, la FOM (y la madre que las parió) han ido convirtiendo la Fórmula 1 en una casa de putas, llegando a situaciones esperpénticas como sacar bandera roja a poco que caigan cuatro gotas de lluvia sobre el circuito, que los comisarios opten por tomar todas las decisiones después de la carrera o después de que el hidrofóbico de Charlie Whiting acabe de cenar, o que tomen medidas absurdas como dar el doble de puntos en la última carrera de 2014, en un bodrio de circuito como Abu Dhabi. Si ya me cabreaba que Abu Dhabi cerrase el campeonato de 2014, más lo hace que este truño de carrera valga más que Mónaco, Italia o Bélgica, por citar carreras históricas. Se ve que la última gala de la FIA en el Moulin Rouge se alargó demasiado y llegaron a la reunión con demasiadas copas encima, más las que se debieron beber en la misma reunión. Normal que tomen estas decisiones. En fin, nos quejaremos de lo que hacen y como lo hacen, pero a fin de cuentas son necesarios: son un mal necesario para la competición. Y si tiene que haber alguien al frente del cotarro prefiero, personalmente, que sean los borrachos de Plaza de la Concordia en París y no un tramposo, fan de los tangas, tipo Briatore, como llegó a sonar con lo de las GP1 Series o como se fuesen a llamar, si es que en un momento llegó a ser algo que iba en serio (y no me refiero a la escisión que casi sale adelante en 2009).

En total han sido, con este último, 670 entradas. 87 carreras que tienen su respectivo hueco en en el blog (de un total de 97 que se han disputado en este período de tiempo), resúmenes individualizados por equipos, inocentadas varias, reflexiones más o menos (des)acertadas, entradas de relleno derivadas de paridas mentales, como pueden ser las entrevistas a Apu y Rajesh Koothrappali, el Gran Premio de la JMJ 2011, o la incursión de mi alter ego Nostradanis en la F1 con el fichaje de Pedro de la Rosa por Sauber, un día después de decir que no correría para el equipo suizo. Sin duda, ese ha sido un gran momento en la vida de Nostradanis. Pedro, de cenizo que soy a cenizo que eres, van casi cuatro años de eso y todavía no me lo has agradecido... aunque habría una buena forma de hacerlo: Ficha por Red Bull para 2014 y gáfalos, los tifosi lo agradeceremos.

Han sido cinco años pero, por cuestión de colores, siento que me ha quedado una tarea pendiente: contar un título de pilotos de Ferrari (el último de constructores coincidió con el nacimiento del blog). Por falta de ocasiones no ha sido, concretamente tres: 2008 con Massa o 2010 y 2012 con Alonso. Por un motivo u otro, será mi asignatura pendiente. Quizás el hecho de que Ferrari no venciese durante los años de vida del blog es porque, en cierto modo, los habré gafado al iniciar mi aventura blogger...

... Pero prefiero quedarme con que ha sido una simple coincidencia.
Gracias a tod@s por vuestras visitas, comentarios, críticas, difusión de las entradas, por participar en las encuestas y votaciones de los premios #ElPaddockToday, en resumen, gracias por visitar mi humilde morada. Ha sido un verdadero placer llegar hasta tod@s vosotr@s. Hasta siempre.