1

¿Bahrein? No, gracias

Y China tampoco 

Creo que ya es conocida por vosotros mi simpatía por Bahrein en cuanto a países que deberían abandonar el calendario del mundial de F1. Y los motivos para que eso ocurra los volvemos a tener presentes, a pesar de que los rectores del deporte y un anciano de pequeña estatura no lo vean.
En 2011 por suerte reinó el sentido común, a mi modo de ver tardó bastante en ocurrir, en parte gracias al informe del señor Carlos (des)Gracia. Ahora que hablo de informes, ¿no habrá tenido algo que ver Urdangarín en todo esto bajándose el informe de la red? En fin, me vais a disculpar este pequeño off topic y volvemos al meollo del asunto.

Sigamos por unos momentos en 2011. A principios de año estallaron las revueltas en varios países de la zona, en algunos se consiguió derrocar las dictaduras que regían esos países, en otros no fue posible. Las acciones represivas estaban a la orden del día, las muertes de personas se producían día sí, día también. ¿Esto no lo vieron los miembros de la FIA y la FOM porque estaban cegados por lo único que les interesa y es de color verde? Tanto lo debían estar que optaron por lavarse las manos y dejar que otros rompiesen el contrato.

Todas las revueltas estallaron contra la familia real de Bahrein, quien apoyaba la celebración del gran premio, ergo la F1 no estaba nada bien vista, normal que los habitantes de Bahrein quisiesen sabotear la carrera, haciendo que la seguridad no estuviese garantizada.

Un año después, aunque no hubiese muchas noticias, como la de la explosión en las inmediaciones de la embajada británica, la situación parece seguir igual. La ausencia de noticias en los meses anteriores no quiere decir automáticamente que todo haya vuelto a la tranquilidad. Aunque no nos lleguen tantas informaciones como en el pasado, de alguna forma u otra se sigue sabiendo que la situación no está ni mucho menos tranquila. Sin ir más lejos, hay que lamentar la reciente muerte de un ciudadano en una manifestación en contra de la carrera.

Y como siempre en esto, Bernie se echa a un lado y prefiere que sean otros los que decidan cancelar la carrera, no vaya a ser que se arruine por ello. ¡Qué cojones le importarán los derechos humanos al enano canoso! Por un motivo idéntico decidió ir a correr a China. 

Si se sabe que la situación no está ni mucho menos tranquila, si la seguirdad no se puede garantizar al 100%, ¿por qué no usar el sentido menos común de todos los sentidos y se deja de ir a Bahrein de una vez por todas? ¿por qué no pensar más en la seguridad de las personas en vez de llenarse los bolsillos? Realmente no sé que harán las cabezas pensantes de este circo, tratarán de estirar el chicle hasta su punto máximo y luego tomarán una decisión, que sea la acertada o no lo sabremos en los próximos días. Si finalmente deciden no correr, habrán tomado una buena decisión.

Imagen   El Confidencial

1 comentario, ¡anímate a comentar!

f1atualcance dijo...

Piensan que correr en Bahrein dañara la imagen de la F1,yo opino que no se debe correr y no por la imagen ,sino por que Bahrein da pocas carreras espectaculares,nunca llueve,no es muy facil adelantar,y para el espectador suele ser aburrida.
Gracias saludos


Publicar un comentario