19

Una visión de 2011. Los vendehumos

O amplia parte de la prensa española, poco especializada, que cubre el mundial de F1, principalmente televisión y prensa escrita. Hago la matización por si alguien no conocía el término empleado para referirme a ellos. Desconozco como será el estilo de la prensa en otros países, pero el que, desgraciadamente, tenemos en este país es para hacérselo mirar. Sigo hablando de los mismos, no estoy incluyendo a webs dedicadas exclusivamente al mundo del motor, ya que por ellas sí tengo respeto.

Empecemos por la prensa escrita, concretamente por el diario que sentó a un piloto en Ferrari mientras otro estaba en un hospital en coma inducido tras un fuerte accidente en 2009. Creo que ya he dado alguna pista bastante buena, así que no diré el nombre, o por lo menos trataré de no indicarlo. Su estilo en cuanto a F1 es muy sencillo, hacerse eco del resultado de Alonso de unos entrenamientos libres, sea la primera sesión del viernes o la segunda, y traducirlo en una pole el sábado si sus tiempos superan a los de Red Bull, por no hablar de sus publicaciones anunciando un Ferrari revolucionario para la próxima temporada, bien sea mediante palabras de Domenicali, otro ilustre vendehumos, o mediante informaciones que manejan, quien sabe si son de años anteriores porque juraría que el texto es idéntico, pero cambiando el año al que se refieren.
Pero no sólo de los periódicos vendehumos viven el hombre y la mujer en España, también está la cadena verde, cuyo color debería mutar al gris lo antes posible, haciendo un homenaje al humo que sale por sus chimeneas, aka sus redactores. Sus informaciones llegan a más gente, y por extensión, sus campañas vendehumos también lo hacen, como fue hicieron con 'La remontada de Alonso' antes de la carrera de Silverstone. Es perfectamente entendible que quieran vender su producto, sobre todo cuando se han desembolsado una cantidad exagerada de dinero por hacerse con la F1. Esa remontada muy pocos se la creyeron desde el primer minuto de promociones, más aún cuando había una diferencia abismal de puntos entre Vettel y el segundo en la clasificación, y el segundo no era Alonso. Solo los muy ilusos se lo podrían creer. Acabadas todas las opciones de remontada, optaron por darle bola al cuento del bisubcampeonato y su superlativa importancia.

Otro de los aspectos que merecen ser destacados es el grado de forofismo presente en sus retransmisiones, dirigidas a una audiencia mayoritariamente forofa, llegando a ser, hasta cierto punto, infumables. Jodidos por ver como su piloto favorito no podía luchar por las victorias, y por extensión por el campeonato, optaron por seguir las líneas del desprecio al resto de pilotos, en especial quitando méritos al trabajo realizado por Sebastian Vettel, el piloto que ganaba única y exclusivamente por llevar un Red Bull. Si ese equipo ha sido capaz de desarrollar un coche superior, enhorabuena por ellos, han sido los más listos y a los demás solo les queda ponerse las pilas.

Hablando de desprecios, también pueden sentirse orgullosos de que gracias a su trabajo se ataque a periodistas especializados en la materia, detalle pequeño pero muy importante, por el simple hecho de contar verdades y no seguir la línea editorial dictada por Lobato. A Javier Rubio se le llegó a insultar tras la carrera de Corea por aportar sus opiniones, diferentes a las del profeta Lobato. Aunque para ser insultado no es necesario ser periodista, es algo habitual en los foros de ciertos medios, lo que hasta cierto punto no me sorprende lo más mínimo, dada la dudosa calidad de dichos medios. Y con esto no acabamos, la falta de deportividad también está presente en alguno de los integrantes del equipo de esta cadena, la podemos apreciar con los orgasmos de Lobato, alegrándose por un abandono de Vettel, por poner un ejemplo bastante reciente, o con las palabras de la Juanco en las tertulias de MarcaTV deseando que le pasase algo al propio Vettel. No me cabe ninguna duda de que habrá alguien que estuviese de acuerdo con sus palabras en aquel momento. Lo que nunca llegaré a entender era el porqué de su presencia en una tertulia con expertos en la materia.

La hipocresía es otro pilar en el que basan sus retransmisiones, por ejemplo, les parece muy bien que Massa se deje pasar por Alonso, pero no que Webber haga lo propio con Vettel, con lo que sueltan un 'No me lo puedo creer' expresando su disconformidad de forma muy clara. ¿Acaso solo el equipo en el que está Alonso puede aplicar órdenes de equipo y los demás no? Por sus parciales reacciones es lo que dan a entender. Cada equipo hace lo que más le conviene según sus intereses, lo que de cara al espectáculo no es positivo, desde el punto de vista de un equipo tiene sentido que quieran maximizar los resultados en una carrera de cara a un objetivo, en este caso el título, y apuesten a su caballo ganador. Es de suponer que si en vez de Red Bull y Vettel ponemos Ferrari y Alonso, les parecería algo totalmente correcto, lo verían completamente justificado y se callarían como putas, lo piden, mejor dicho, lo exigen.

Esta es nuestra prensa, un grupo de forofos que no venden Fórmula 1, venden Fórmula Alonso. Los mismos que tacahaban a Ferrari de demoníaca en la primera época de Alonso en Renault y que ahora la adoran. Ya que nos la hacen llegar, con una amplia cobertura, lo cual agradezco y no me quejaré de ello, podrían tratar de hacerlo lo mejor posible, y si pudiesen escapar de los forofismos, mejor todavía. Si quieren que la F1 triunfe en el público español, ellos mismos deberían contribuir a que se forme una verdadera afición a la competición, a que la F1 siga teniendo interés una vez que Alonso se retire. Esto último suena muy bonito pero dudo que llegue a ocurrir, en especial si no hay otro español que pueda ser el sucesor de Alonso. Ya podían tomar ejemplo de TV3, llevan muchos años retransmitiendo la F1 y, por lo que he notado en alguna retransmisión, sus transmisiones son más imparciales, además de tener alguna cara bonita, a la par que competente.
Como decía, está en manos de la prensa ayudar a que la F1 tenga una afición estable en este país, cuanto me gustaría que cuando Alonso se retire, esto siga teniendo tirón, aunque sea un poco menos que en estos últimos años me conformaría, todo sea por no volver a los años en los que la F1 no interesaba a nadie y la veíamos cuatro gatos. Personalmente sigo pensando que esto es una moda pasajera y el interés se acabará el día que Alonso decida colgar el volante. Espero equivocarme.

19 comentarios, ¡anímate a comentar!



heri ogando dijo...

La idea va bien tirada,aunque más que vende humos venden el producto. Es por culpa de la sociedad española, somos fans de deportistas (triunfadores) y no del deporte, en la charla "F1ytuits" Carlos Miquel lo explicó muy bien. El problema es que algunos anteponen muy por delante las ganancias a la verdad de los hechos,o a la defensa de este deporte. Lo bueno de esto es que, desde 2005-06 hasta hoy, los aficionados verdaderos al Automovilismo hemos ido creciendo exponencialmente. Hace 15 años o más, sí era jodido encontrarse con aficionados de verdad o ver una carrera decentemente. Este impasse que estamos pasando, yo lo veo como las enfermedades que pasamos de pequeños, hace que poco a poco, vayamos cogiendo los anticuerpos de la cultura automovilística, porque comparados con Alemania o Reino Unido, nosotros hace poco que hemos dejado los pañales. Un saludo, sigue así, llegarás muy lejos


Anónimo dijo...

Si tan lamentable es la labor de la prensa española, más aún se puede considerar los que se dedican a criticarla tal y como lo haces tú, a la ligera desde tu blog. Y es que en este páis otro de nuestros deportes preferidos es el de criticar por criticar al de al lado. Hoy es la prensa, mañana será Domenicalli y pasado Jean Todt. Esa gente curra como tú para ganarse la vida y como entenderás siendo la F1 el tercer evento deportivo más visto del planeta, es imposible contentar a todos sus espectadores entre ellos tú.

Para hacer las cosas tan mal como tu las dices, solo es necesaria una condición: Hacerlas. Que no te guste como las hacen, pues muy bien. Las opiniones y los gustos son como los culos: Cada uno tenemos el nuestro. Pero al expresarlas a los cuatro vientos mediante un blog público lo que haces es faltar al respeto de los que se ganan la vida con ello.


Anónimo dijo...

No estoy para nada de acuerdo con este último comentario. No es una falta de respeto, es una crítica que busca que mejoren: saldrán beneficiados ellos, como profesionales, y saldremos beneficiados nosotros, como aficionados.

El problema viene cuando no ven el interés en mejorar como profesionales: el periodista con puesto fijo, y aún más, el periodista del motor con puesto fijo está en posición de oligopolio y se cubren las espaldas unos a otros. Menos mal que está Internet para recordarles que deben tener ése interés, o ya vendrán otros a moverles del cómodo sillón de su despacho...




Dani dijo...

@heri ogando sobre lo que me comentas de vender el producto, de alguna forma hago referencia con el término 'Fórmula Alonso', acuñado, si no estoy equivocado por @IvánF1. Como decía en el post, entiendo perfectamente que lo hagan, tienen el producto y está en sus manos explotarlo, ahí radica el problema. La analogía que planteas me parece muy aplicable a esta situación, aunque yo no diría que ya nos hemos quitado los pañales, quizás, cuando eso pase, esto vuelva a ser minoritario otra vez. Es la sensación que tengo. Un saludo y gracias.


heri ogando dijo...

@Anónimo
como periodista deportivo que eres, con tu comentario le estas dando la razón al autor del Blog, entre otras cosas porque te falta preparación (Domenicali se escribe con una "l"). El Anonimato tampoco creo que sea una cualidad del respeto que tanto profesas.


silf1 dijo...

Buena entrada.. creo que en Vnzla la prensa deportiva no es tan así, bueno en realidad no la leo jeje. La f1 aquí no es muy famosa, lo que más se debate o en el caso de pastor es porque si está con el gobierno o no.. eso es lo único que puedo decir de si se le odia o se le ama, jajaja. Buen post, saludos


Anónimo dijo...

Aqui creo que no se distigue entre vender humo y vender optimismo, dos cosas muy pero que muy distintas. En este país, como otros muchos, abunda lo segundo. Cada país apoya e incluso pasa sus limites para animar a su deportista, así es en cualquier parte del mundo, lo malo que tenemos es que solo criticamos al nuestro, una pena.


heri ogando dijo...

Fue @ivanF1, la primera vez que se lo oí decir fue en la referida charla. Yo creo que estamos en la pubertad, pero sonaba peor. No volverá a ser minoritario, Internet nos permite compartir, cada vez hay más personas que curran mucho (como tú) para compartir, cada vez hay más podcast, webs etc, eso hace que la gente se enganche, y cada día se están uniendo más mujeres que evita que sea excluyente.


Dani dijo...

@Anónimo 1 en primer lugar, me gustaría saber a quien me dirijo en este comentario. Debe resultar muy fácil y cómodo para ti comentar como 'anónimo' en especial cuando no pareces estar de acuerdo con que se critique a la prensa española que cubre el mundial. Tengo la sensación de que puedes ser parte afectada en esto y te estás dando por aludido. Por casualidad, ¿no trabajarás en la cadena verde? Voy a creer que no es tu caso, sinceramente, me da igual.

Como apuntas cada uno tiene su opinión, yo tengo la mía y la he expresado. Está claro que no se puede coincidir con lo que piensa todo el mundo. ¿Y por qué no puedo criticar su labor? ¿Acaso debo besar por donde pisan y seguir fielmente su línea editorial? Tengo mi opinión y he decidido expresarla, algo que no me parece una falta de respeto ni mucho menos, si a ti te lo parece, tú mismo. Si contar verdades es lamentable, será porque duelen, ¿no?


Dani dijo...

@Anónimo 2 igual que al Anónimo 1, me gustaría saber a quien me dirijo. Veo que has entendido mis palabras y sabes hacia donde quiero llegar. ¿Y para que querrán mejorar? Están muy acomodados con lo que tienen, lo único que les preocupa es perder la posición que ocupan y no poder seguir influenciando en la audiencia que tienen. Como bien apuntas tenemos la suerte de la existencia de Internet, en especial para conseguir información más fiable que la que otros nos hacen llegar


Dani dijo...

@silf1 en España todo es diferente, vivimos de los ídolos mediáticos deportivos y las aficiones a los deportes, salvo fútbol y baloncesto, este en menor medida, son modas pasajeras, como lo fue el ciclismo en la época de Induráin, o como lo está siendo con Contador. Aquí si no se está de acuerdo con lo que se dice desde la prensa, te llaman antialonsista. Una pena, para que engañarse.


Dani dijo...

@heri ogando eso es lo que me gustaría que pasase, sin embargo soy algo pesimista en ese aspecto, el interés por la F1 bajará cuando Alonso no esté, no sé si mucho o poco, pero lo hará. Yo espero que esto siga teniendo interés, más allá de Alonso y de todo lo que le rodea


Anónimo dijo...

Respondo de nuevo al último Anónimo. ¿Vender optimismo? ¿pero qué coño...? Creía que el periodista debe vender información, no optimismo. Y que nadie se crea que soy un iluso: sé perfectamente lo que hay, pero que al menos tengan la vergüenza de admitir que lo que hacen no es periodismo sino venta de imagen, aprovechándose de Fernando Alonso, para sacar tajada.

Periodismo es saber contar lo que hay, sea bueno o malo. No exaltar lo bueno y ocultar lo malo. Que alguno no vio por imposible el título hasta el verano, tan obsesionados como estaban por vender décimas del 150º Italia por todos lados, por el amor de Dios.

Y déjate de patriotismos de mercadillo. En Gran Bretaña se ataca sin pudor a sus deportistas cuando no rinden e incluso tienen problemas extradeportivos. En Francia este mismo año destaparon el caso de dopaje de Longo cuando era la deportista más querida por los franceses. Y no, no pido una prensa española como la de los tabloides ingleses, pero lo que hay hoy aquí es "como insinues algo, la pagarás" y todos callados como putas. Tanto con Alonso (al que ya le trabajaron el terreno años ha, y ahora Garcia Abad no tiene ni que hacer el trabajo sucio), como con Alguersuari o de la Rosa. El mayor error que cometió Carabante fue desprenderse de Campos y de la Casa, los únicos que sabían como funciona esto.

Y si molesta que escriba como Anónimo, borrad este mensaje, que lanzo casi como una botella con mensaje al mar.


Dani dijo...

@Anónimo 3 supongo que serás Anónimo 1 por tus palabras. ¿Vender optimismo? yo creo que lo que más se vende es lo primero, empezando por la prensa con monoplazas revolucionarios y remontadas prácticamente imposibles. Se nota que por vender más periódicos o tener asegurada mucha audiencia, hacéis lo que os viene en gana y así os va, que nadie os toma en serio.


J. Arce dijo...

Uno de nuestros grandes problemas(de los cientos que tenemos) es el corporativismo. Otro está perfectamente reflejado en tu artículo: la prensa. No informan, manipulan. No cuentan la verdad sino lo que creen que nos interesa escuchar o leer.No son independientes, son lacayos al servicio del que les paga, un problema que nosotros no tenemos. Están contaminados por los partidos políticos, han perdido toda la credibilidad salvo para unos pocos borregos que los siguen igual que siguen a ciegas a un partido político. Pero esto no es privativo de la F1, es mucho peor en el opio del pueblo, el furgol.


Publicar un comentario