3

GP de Australia. Button repite

Buena carrera la que se ha disputado en el Albert Park este fin de semana, mucho mejor que la de Bahrein hace dos semanas.

La carrera empezaba con lluvia, para animar un poquito más el cotarro. En el inicio de carrera, Alonso salía mal y trompeaba tocado por Button, de forma que Schumacher, al tener que ir por fuera se tocase con el de Ferrari y rompiese su alerón delantero quedándose los dos al final del pelotón. Eso pasaba en la primera curva. Pero eso no era todo. Kobayashi perdía su enésimo alerón delantero del fin de semana y acabaría embistiendo a Buemi y a Hulkenberg. Por todo ello Maylander debutaría esta temporada en el Albert Park con el nuevo modelo del Safety Car.

Al frente estaba Vettel seguido de Massa, Webber y Kubica, quien trataría de adelantar a Webber tras la retirada del Safety Car. Como decía, Vettel mandaba y vuelta a vuelta se iría escapando de sus perseguidores; por detrás, tanto Alonso como  Schumi empezaban a recuperar posiciones. Mientras tanto, la lluvia empezaba a desaparecer de Melbourne y Button era el primero en pasar por boxes a montar ruedas de seco, decisión que le acabaría saliendo redonda, y que el resto de la parrilla acabaría realizando.

La carrera pintaba bastante bien para Vettel, nadie podía alcanzarle, iba directo a la victoria, pero... un problema de frenos, según dijo por radio a su equipo, acabaría dejándolo K.O. y Button heredaría el liderato que mantendría hasta final de carrera. Ya son dos las carreras en las que Vettel tiene porblemas con su coche, y este año con el nuevo sistema de puntuación los abandonos se pagan muy caros. Con Vettel fuera de escena y Button liderando con cierta venataja la carrera, la lucha se presentaba por los zona del podio: Kubica, Massa, Alonso, Webber, Hamilton y Rosberg estaban en la batalla. Entre estos pilotos hubo diversidad de estrategias ya que los tres primeros realizaron una sola parada y los tres últimos fueron a dos, lo que les daría un buen colchón al de Renault y al dúo de Ferrari.

Vuelta a vuelta, Hamilton, Webber y Rosberg se iban acercando recortando de forma considerable la diferencia de tiempo con Alonso y compañía, lo que daba una dosis de emoción al final de la carrera. El ritmo de Hamilton le permitía aproximarse a Alonso llegando a enseñarle el morro en alguna ocasión. La situación recordaba a las 12 últimas vueltas de Imola en 2005. A falta de tres vueltas para que la carrera acabase, Hamilton estaba muy pegado al Ferrari número 8 y Webber estaba pegado al de McLaren. Parecía que el adelantamiento era inminente, Hamilton y Alonso llegaban emparejados al final de recta, Fernando alargó la frenada, Hamilton se vio obligado a frenar para no embestir al asturiano y Webber acabó llevándose por delante al británico. La carrera acabaría con victoria de Button, completando el podio Kubica y Massa.

En cuanto a los demás españoles, Pedro De la Rosa acabaría en decimosegundo lugar tras rodar una parte de la carrera en la zona de puntos, llegando a ser noveno en algunos instantes de la carrera. Por su parte, Jaime Alguersuari acabaría en la decimoprimera posición tras aguantar las acometidas de un tal Michael Schumacher, quien se acabaría llevando el último punto de la carrera tras adelantar a Pedro en la última vuelta. En cuanto a Hispania Racing hay que darles la enhorabuena al llegar con un coche a meta, concretamente el de Karun Chandhok. Han cumplido con creces su objetivo de llegar a meta.

Carrera entretenida hasta el final, con grandes actuaciones, en especial de Kubica, Alonso y Hamilton. La próxima en Malaysia, en Domingo de Resurrección... ¿de Schumacher?

3 comentarios, ¡anímate a comentar!

MAND dijo...

Lo que dices al final sobre el kaiser, lo dudo y mucho. Lo de Schumacher este fin de semana ha sido lamentable, y no me refiero sólo a lo poco que ha aportado en pista, sino también y sobre todo a lo que ha hecho fuera de ella, descargando sus frustraciones e impotencia contra pilotos y prensa, con una educación bastante escasa y volviendo a recordarnos a más de uno por qué nunca le tuvimos aprecio, y sobre todo por qué prefería quedarme con la imagen de Felipe abrazándole en Brasil. Pero bueno, él se lo guisa y él se lo ha de comer.

La carrera preciosa, para que luego digan, y ha habido grandísimos duelos y un derroche de talento por parte de Vettel, Hamilton, Alonso, Button...un espectáculo.


J. Arce dijo...

Pensé que Rosberg pondría a Schumacher en su sitio pero se está poniendo él solito. Y eso que creo que acabará ganado carreras y, si todo le sale redondo, algún título, aunque espero que no. Todas las carreras deberían ser así pero me temo que eso no va a suceder.


Jon Valle-Iturriaga Albors dijo...

Hasta que se secó la pista y las turbulencias dificultaron los adelantamientos, la carrera fue una pasada; dicho de otra manera, me emociona cuando el agarre mecánico permite lo que el aerodinámico impide.
Estoy de acuerdo con Mnad en lo Schumi: él y Hamilton han dado un penoso espectáculo de pérdida de control fuera de la carrera, por la frustración de haber sido incapaces de adelantar a Jaime y Fernando respectivamente. No me gusta ese tipo de espectáculo.


Publicar un comentario